loslunesserifilos

Review Parenthood 5x05 “Let´s Be Mad Together”

Todos tenemos días tontos . Esos días en los que algo nos sale mal, nos enfadamos con el mundo, nos...

Todos tenemos días tontos. Esos días en los que algo nos sale mal, nos enfadamos con el mundo, nos escondemos en algún rincón y sólo queremos que pasen las horas hasta que amanezca un nuevo día. Si las cosas no salen cómo deseamos, nos cabreamos. Es así de simple. Pero es mucho mejor si nos enfadamos en compañía, como los Braverman.

“Let´s Be Mad Together”, quinto capítulo de la quinta temporada de Parenthood, se ha enfadado con el mundo. Y aun así, ha gustado. Hay decisiones de pareja, injusticias, problemas en los negocios, y preguntas sin responder. Y eso puede enfadar a cualquiera, incluso a la familia Braverman.

Tratar con la familia puede ser difícil y más si hay negocios de por medio, como es el caso de Crosby y Adam. Mientras el mayor de los Braverman sigue en su empeño de crear una discográfica, el pequeño se muestra reticente. Crosby se ha callado lo que pensaba hasta ahora, pero ya ha explotado. Le reprocha a su hermano mayor que le presione para ampliar el negocio, ahora que tiene un nuevo bebé y un sinfín de problemas. Y por lo tanto, siguiendo la temática del capítulo, Crosby se enfada. Pero, como siempre, todo es cuestión de perspectiva. Tras reflexionarlo, Crosby comprende las intenciones de su hermano y accede a grabar el disco de la banda. Mezclar los negocios con la familia puede ser una maravilla o una pesadilla. ¿Se convertirá The Luncheonette en la discográfica de moda o fracasará en el intento?

Kristina, se ha alejado por un momento de su estresante campaña política, y le ha dedicado el capítulo a Max. En la incansable defensa de los derechos de su hijo, el cual ha sido relegado a pequeñas tareas en la creación del anuario, Kristina se ha topado con la injusticia. A pesar del talento fotográfico de Max, avalado por Hank, su incapacidad de sociabilización y empatía, han perjudicado sus labores como fotógrafo. A veces, la vida es injusta, pero no se puede hacer nada, es la lección que ha aprendido Max esta semana. Y aunque es dura, es mucho mejor si alguien, en este caso una madre, te sujeta la mano en tu enfado.

Pero las que continúan con su enfado son Sarah y Amber. Sin embargo, Ryan ha cogido las riendas del conflicto y ha intervenido, aunque todavía no se sabe si para bien o para mal. Al conocer el origen de la discusión entre madre e hija, el primer paso de Ryan ha sido enfadarse con su suegra por meter las narices donde no le llaman, pero en un ejercicio de novio modelo, ha defendido sus derechos. Ryan ha puesto las cartas sobre la mesa y ha intentado resolver todas las dudas que Sarah tiene acerca de su pasado, su familia y sus intenciones con Amber. Hemos descubierto una parte de Ryan, que no ha hecho otra cosa sino conseguir que nos enamoremos aún más de él. Resulta que su padre murió cuando él era pequeño, su madre se volvió a casar prematuramente con un tipo que además le maltrataba. Y sí, ha tenido problemas en el pasado, pero está trabajando duro para superarlo y empezar una vida nueva con Amber. Son bonitas palabras, pero Sarah aún no se las cree.

Por su parte, Julia y Camille se quedan con el episodio. En una combinación de injusticia, decisiones y problemas, ambas lidian con sus respectivos matrimonios estancados. Julia vive con la amenaza de una posible infidelidad por parte de Joel con su nueva compañera de trabajo. A esto se suma la indisposición de Joel a que Julia opine sobre su negocio y su forma de administrarlo. La cosa no va a acabar bien. El espectador lo sabe y ellos lo saben. Por su lado, Camille y Zeek continúan en punto muerto en el tema de vender la casa familiar. No hay nada peor que hacerse viejo y descubrir que has pasado toda tu vida con alguien con quién realmente no tienes nada en común.

Ambas se sienten infravaloradas en la relación, y reclaman su derecho a ser escuchadas, pues también tiene cosas que decir. Pero ante esto, el único consuelo es saber que no estás sólo, y que hay alguien que siente lo mismo que tú. En ambas tramas, se deja leer entre líneas, con la sutileza característica de Parenthood, dos relaciones que empiezan a resquebrajarse y cuyos problemas pueden afectar al conjunto familiar. ¿Cuál de las dos sobrevivirá?

Parenthood nos enseña, que al igual que “la felicidad solo es real si es compartida”, “el enfado se lleva mejor si es compartido”.

Reacciones: 

Related

televisión 3320493819986969572

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item