loslunesserifilos

Review Nashville 2x03 - "I don´t wanna talk about it now"

Tercer capítulo de la temporada, en el que no ha habido ningún avance significativo y que he nota...


Tercer capítulo de la temporada, en el que no ha habido ningún avance significativo y que he notado más flojo que los dos anteriores.

La verdad es que no ha pasado gran cosa en este episodio. Jeff va a celebrar una fiesta (este hombre de momento va a fiesta por capítulo), esta vez para los accionistas, y quiere reunir también a todos los artistas del sello.Sin embargo, se encuentra pronto con el primer tropiezo: Juliette no puede asistir porque debe ir a un concierto privado, concretamente, para el aniversario de un joven y acaudalado matrimonio propietario de varias emisoras de radio y cadenas de televisión. Tras fallarle la opción de Juliette, y tras asegurarse de que Will actuará en la fiesta, Jeff va rápidamente a pedirle a Rayna que cante.

Una Rayna que ha tenido un capítulo agitado. Primero, firma finalmente el divorcio de Teddy, con el que ha terminado amistosamente. Después quiere reanudar la producción del disco que estaba ultimando antes de su accidente (que Jeff también espera como agua de mayo), pero para ello quiere contar con quien empezó la producción, y quien la inspiró: Liam. Y dado que la última vez le dejó plantado en el aeropuerto para irse con Deacon, Bucky no tiene demasiadas esperanzas en que el productor se muestre amistoso. Y pese a que al principio es así, Liam no tarda demasiado en volver a comportarse como siempre y mostrarse dispuesto a seguir con el disco (pasar por la cama de Rayna también ayuda, claro). No obstante, Rayna se enfrenta a su siguiente problema: no puede cantar. Desde el accidente está sometiéndose a una terapia vocal, pero aún no está lista para subirse a un escenario. Y aunque Liam promete ayudarla retrasando la producción del disco, aún tiene la papeleta de la fiesta de Jeff. Además, esta situación le hace replantearse su decisión de abandonar Edgehill.

La trama de Scarlett, Will, Gunnar y Zoe también ha estado relacionada con la fiesta. Los dos primeros deben acudir como miembros de Highway 65 y Edgehill respectivamente, y Gunnar y Zoe acuden como acompañantes. Will, que no sabe que canción interpretar en la fiesta, decide utilizar la última que Gunnar ha compuesto, una decisión con la que, a pesar de las alabanzas de su amigo, Gunnar no está demasiado satisfecho. Y es que, en el fondo, le duele ver a Will y a Scarlett en un escenario triunfando, mientras él está aún lejos de conseguirlo. En resumen que está de todo menos contento con estar en la fiesta, un sentimiento compartido por Zoe. Al paso que van, estos dos no van a tardar mucho en estar liados, aunque van a ser una pareja metida con calzador.

Y Scarlett acaba siendo el as que se guarda Rayna bajo la manga, consiguiendo de esta manera que la joven la sustituya con éxito en el escenario, evitando así cantar, y, de paso, se desquita con Jeff por haberle robado a Will. Pero el mandamás de Edgehill es, como el mismo se define, de naturaleza sospechosa, y se huele que hay algo más. Lo que está claro es que Rayna no va a poder ocultar durante demasiado tiempo la condición en la que se encuentra. Juliette, mientras tanto, acude bastante contenta al concierto privado, tanto por haber fastidiado a su jefe como por el millón de dolares que va a cobrar por la actuación. Pero también, como le recalca Avery, su (escaso) lado romántico se alegra de ver a una pareja tan unida. Sin embargo a partir de ahí va todo de mal en peor: discute con Avery, ya que este se siente molesto porque lo trate como un empleado cuando creía que eran amigos, y acusa a la cantante de no ser capaz de confiar en nadie y ser innacesible. Y para rematar la jugada, acaba liándose con el marido (que tan enamorado no estaría), algo que, viniendo de Juliette, no resulta extraño. Veremos como avanza esto, pero insisto en lo de la semana pasada: me gusta bastante que la relación de Juliette y Avery se limite a la amistad, porque puede ser más interesante que muchas parejas que meten a veces.

Deacon, por su parte, sigue con su lucha personal contra el alcohol y además trata de recuperar su maltrecho brazo. Para ambas cosas necesita ayuda, y por ello asistimos al regreso de Coleman, que andaba desaparecido. Sin embargo, no parece que el guitarrista vaya a poder contar con su ayuda durante demasiado tiempo, ya que Coleman se marcha de Nashville. Pero finalmente, Deacon decide ponerse en serio con su recuperación, tanto física (pidiendo ayuda a su médico) como emocional (hablando sobre su nada fácil infancia a en los grupos de ayuda).

Por último, Teddy, que al principio sigue reacio a encargarse del hijo de Peggy (que ya no existe, pero es algo que la chica le oculta), empieza a cambiar de opinión a raíz de una visita de Deacon. Espero que no le den mucho protagonismo, porque me parece una trama aburrida (aunque siempre me lo han parecido las tramas de Teddy y Lamar, así que una más...). En resumen, un capítulo con poco contenido (o al menos a mi me lo ha parecido) y al que le ha sobrado música. Veremos si el siguiente capítulo es un poco mejor.



Reacciones: 

Related

Series 4678441776200936764

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item