loslunesserifilos

Review The Good Wife 5x04: Outside the bubble

Esta semana The Good Wife debería llamarse 'Adoremos Diane Lockhart'. Si, es un título e...


Esta semana The Good Wife debería llamarse 'Adoremos Diane Lockhart'. Si, es un título extraño, pero es la verdad. Christine Baranski se ha comido este capítulo con patatas, pero ojo, no solo ella ha brillado. Tenemos un par de regresos de personajes de esos tan geniales que tiene esta serie. Y si, estamos hablando de otro señor capitulazo, lo normal, vamos.

Acabamos el anterior episodio con Alicia diciendo que tenían que largarse ya de Lockhart & Gardner. Pero, ¿Cómo iban a dejar los guionistas que ocurriera todo de forma sencillita? No, mejor seguir rizando el rizo de forma magistral y crear un embrollo del que nadie sabe como va a salir. De esta forma conocemos a Crissy, una empleada del bufete que decide demandar a la firma por crear un ambiente hostil en el trabajo. En principio esto no tiene por qué afectar a nadie más que al bufete (es decir, a Will y a David Lee que parecen ser los únicos que no van a irse), pero es que Crissy tiene para repartir. Acusa a casi toda la plantilla del bufete de acoso sexual. Además, su abogada es Viola Walsh, o Miss Resentida, como queráis. Walsh quiere llevar a cabo su pequeña venganza personal contra la firma porque le robaron dos clientes y sobre todo, quiere estropear la candidatura de Diane para el puesto de jueza. Aquí es cuando el asunto deja de ser una tontería.


¿Y quien es la mejor opción para defender a Lockhart & Gardner? La grandísima Elsbeth Tascioni, of course. Que ella aparezca siempre es sinónimo de momentos sublimes. No podría ser más enorme. Mientras Elsbeth va desmontando la acusación poco a poco, en el bufete no paran de ocurrir cosas.
Alicia, Cary y compañía cada vez están más nerviosos por su inminente marcha, pero aún quedan cabos que atar: necesitan los informes de los clientes que se van a llevar y saben que Lockhart & Gardner no se los van a ceder amablemente cuando la bomba explote.

Esta tensión provoca que algunos de los abogados de cuarto año hagan aún más presión. Uno de ellos es el que está pasando información a Viola Walsh para desprestigiar la firma. Kalinda lo descubre y aquí vemos, una vez más, como ella no está dispuesta a anteponer su amistad con Cary o Alicia a su fidelidad hacia el bufete.

La cagada del abogado solo trae más problemas y tensiones entre Florrick, Agos & Associates. En cuanto le descubran, le despedirán y perderá su bonificación. Mal asunto. Me pregunto si este nuevo bufete aguantará una vez 'salgan de la burbuja' porque la idea inicial era maravillosa, Cary y Alicia siendo los nuevos Will y Diane, pero de momento parece que les cuesta mucho ponerse de acuerdo y cada vez surgen más roces internos.

Por otro lado tenemos a Eli, que sigue preparándolo todo para la toma de posesión de Peter. Ya sabemos que cuida los detalles al máximo y que no le gusta que nadie se entrometa en su trabajo, pero viendo su trayectoria también sabemos que eso es inevitable. Sobre todo si nos acordamos de Jackie Florrick, la mosca cojonera oficial de la serie. Lo digo con cariño, ¿eh? Además, adoro los momentos entre ambos. Santa paciencia la de Eli. Me divierto mucho con Jackie, que casi siempre se acaba saliendo con la suya. Vuelvo a decir que una de las mejores cosas que tiene esta serie es que dosifican a sus secundarios tan bien que nunca cansan, nunca sobran ni pierden su gracia o interés. También es cierto que pueden permitirse el lujo de no abusar de sus personajes porque tienen tantos y son casi todos tan grandes que da igual.


Y ahora vamos con lo mejor del episodio, que es Diane Lockhart, más conocida como la Diosa de The Good Wife. Christine Baranski está que se sale en este episodio (hola, próximos Emmys), donde hemos podido ver un poco más de su relación con Kurt y los cambios que aparentemente ha sufrido el personaje a raíz de esto.

Sabemos que Diane es una mujer de fuertes ideales, demócrata, luchadora, etc. Y hasta ahora hemos pensado que su amor con Kurt no tiene por qué haber afectado nada de su carácter, pero ¿Y si no es así?. Ella mantiene que la política o los ideales no son suficiente razón para acabar con una relación, pero ¿Hasta qué punto? En este capítulo queda claro que ambos son muy diferentes, se mueven en ambientes completamente distintos. ¿Podrá aguantar su amor fuera de la burbuja, como dicen en el capítulo? Es decir, una vez empiecen a llevar una verdadera vida juntos, el día a día, etc. ¿Seguirá siendo todo igual de bonito? ¿O es que Diane está cambiando? Porque ella, una fiel opositora al uso de armas, ahora se va a practicar tiro con su novio y tiene libros sobre Sarah Palin en su casa. Esto no es muy Diane, que digamos. Parece que estamos asistiendo al nacimiento de una nueva Diane, que traiciona a sus amigos (pobre Will, en serio), que se enamora de un republicano y se va a ocupar un puesto de trabajo mucho más prestigioso y cómodo.

Parece que se ha desviado un poco de su camino y aparecen unos amigos para recordárselo ¿Donde está la antigua Diane? Las dudas asaltan a la abogada cuando llega el día de su boda. Por un momento pensé que de verdad le iba a dar plantón a Kurt. Pero no. Y yo que me alegro.Veremos si su matrimonio termina funcionando.


Por si no fueran suficientes preocupaciones, las sospechas de Diane se activan inmediatamente cuando empieza a notar cosas un tanto extrañas entre algunos miembros del bufete, especialmente en Alicia. Oh, oh. Esto ya si que es peligroso. Una pillada monumental a Alicia descargándose un caso de Diane y una conversación con una clienta que está a punto de largarse al nuevo bufete son suficientes. Diane ya lo sabe todo. Brutal esa mirada a Alicia cuando ya sabe todo lo que está a punto de estallar.

Por supuesto, aunque ya no vaya a pertenecer a Lockhart & Gardner y pudiera perfectamente pasar del tema, no duda en avisar a Will. Al menos, aunque su relación pase por el peor bache, demuestra que sigue habiendo cierto sentido de la lealtad entre ellos y que Diane, en el fondo, sigue siendo la misma que se desvivía por su firma. Quizás es que, simplemente, ella ahora tiene otros planes.


Indudablemente este ha sido su capítulo, de principio a fin. Vuelvo a reiterar que Christine Baranski se luce más que nunca.

Otros detalles del capítulo
-Genial Kalinda, como siempre. Aunque hay que reconocer que, de momento, esta temporada no está teniendo un papel muy esencial. Quizás cuando estalle la guerra (es decir, ya), su posición sea más relevante.

-Esa conversación entre Will y Alicia sobre su pequeño encuentro sexual en el baño. A veces parece que se olvidan de la historia entre ambos, pero no, ahí sigue esa tensión. Y justo se ponen a recordar los buenos momentos cuando Alicia está a punto de clavarle un puñal por la espalda a Will. Veremos como afecta todo el lío a su relación.

BOOM. La bomba ha explotado. Como ya venimos intuyendo desde que acabó la 4ª temporada, la que se va a líar aquí es tremenda. Cada vez más intereses entremezclados, dudas y traiciones entre ambos bandos. Lo que hay en Lockhart & Gardner es una verdadera guerra civil. El próximo episodio ya es conocido como 'La boda roja de The Good Wife'. Espero una auténtica carnicería (no literal, evidentemente) entre los abogados de la firma.

Algunos que han visto el 5x05 dicen que es lo mejor que han hecho en la serie hasta la fecha. Cuidado, porque es muy difícil subir aún más el listón. Lo que no es difícil es aumentar el hype, eso ya está hecho. Las expectativas son MUY altas y lo mejor es que tengo el convencimiento de que se van a cumplir. Que llegue el lunes ya.


Reacciones: 

Related

The Good Wife 3287250314477753956

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item